El buen dormir, es fundamental para la salud

Proteger nuestra salud y la de aquellos a los que queremos frente a la amenaza del COVID-19 es, sin duda, nuestra primera prioridad en estos momentos.

La situación de crisis sanitaria en la que nos encontramos está llena de incertidumbres e interrogantes para todos. Esta ralentización/parón de la actividad diaria pone a prueba nuestra capacidad de adaptación al cambio, siendo imprescindible, más que nunca, incorporar hábitos saludables con los que fortalecer al máximo nuestro sistema inmunitario. Todos sabemos sobre la importancia de lavarnos las manos, pero ¿sabías que dormir bien es igualmente de vital importancia para la salud?

 

Por ello, desde AdSalutem Institute, nos parece imprescindible hablarte de la estrecha relación que existe entre el sueño y el sistema inmunitario, de hecho, se trata de una relación de tu a tu!

 

La evidencia científica nos permite afirmar con suficiente contundencia que el sueño saludable es esencial para proteger el organismo, fundamentalmente debido al efecto reparador del sueño y el fortalecimiento del sistema inmunitario que se produce mientras duermes.

 

El sistema inmunológico es el responsable de facilitar capacidad defensiva a nuestro organismo para protegernos frente a la gran mayoría de enfermedades infecciosas pues, entre otros mecanismos, permite la detección de patógenos externos y combatirlos hasta su eliminación. Esta capacidad defensiva del sistema inmunológico se desarrolla a través de tres componentes: las citoquinas, los anticuerpos y las células-T. Durante el sueño, el cuerpo produce citoquinas, una proteína específica para combatir infecciones virales, creando y coordinando una muy potente respuesta inmunológica. Las citoquinas son producidas y liberadas durante la fase de sueño profundo, por lo que resulta doblemente perjudicial si no se pueden alcanzar los niveles suficientes para conseguir su objetivo. Igualmente, si el sueño no es suficientemente completo, en tiempo y calidad, la fabricación de anticuerpos específicos para combatir el virus puede resultar afectada, lo que de nuevo compromete nuestra capacidad de defensa. Recientemente también se ha demostrado que, tras una noche de sueño incompleto, tus células-T, responsables de identificar células invadidas por el virus y eliminarlas, muestran ser menos eficientes en su cometido.

 

El sueño saludable, es decir, el buen dormir, es totalmente necesario para reforzar nuestro sistema inmunitario y así estar mejor preparados para “luchar” contra una posible infección. En el caso concreto del COVID-19, pese a que la mayoría de los informes y estudios se encuentran en fase preliminar, la evidencia científica acumulada, nos permite anticipar que dormir bien siempre será beneficioso.

 

Duerme bien, protégete ante el COVID-19, pero… ¿QUÉ SIGNIFICA DORMIR BIEN?

 

Dormir bien significa dormir las horas que, según estudios con muy amplias muestras poblacionales a lo largo del tiempo, nos corresponden por edad. Pero no sólo es importante las horas que dormimos, sino que también lo es la calidad de ese sueño. Aunque puedas dormir las horas correspondientes a tu edad, en función de tu estado al despertar o del estado de somnolencia experimentado durante el día, es posible que no hayas cubierto adecuadamente las distintas fases de las que se compone el sueño saludable. Cada una de estas fases produce distintos beneficios: la fase de sueño profundo (fase No-REM) es el tiempo en que el organismo se repara y recupera energía para el día siguiente. Por otro lado, la fase REM es la fase en que cuidamos de nuestra mente y estado de ánimo; y ambas fases son particularmente importantes. Puedes conseguir un sueño profundo de mayor calidad evitando el alcohol, la nicotina, y otras sustancias tóxicas, así como evitar ser despertado durante la noche por ruidos o excesiva luz. Igualmente, mejorando los hábitos de sueño saludable y cumpliendo con la duración correspondiente por edad, mejoraremos la fase REM.

 

Horas de sueño

Consejos para dormir bien

El sueño, aparte de ser un potente agente reparador para el sistema inmunitario, también tiene un papel beneficioso en otros aspectos de la salud, siendo relevante en muchas enfermedades con gran prevalencia en nuestra sociedad, como patologías neurodegenerativas, oncológicas o cardiometabólicas, así como en situaciones de ansiedad
o estrés.

Conclusión:
Debido a la situación de salud pública extraordinaria que estamos viviendo alrededor del COVID-19, es esencial concienciar sobre la estrecha relación entre el sueño y el sistema inmunitario, para recordar que dormir bien es una excelente medicina para combatir esta pandemia que nos afecta y condiciona, no sólo nuestra vida diaria, sino nuestra salud.

Si tienes alguna duda o quieres más información al respecto, puedes contactar con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

El equipo de AdSalutem Institute.