La apnea obstructiva del sueño (AOS) es un trastorno asociado habitualmente a la enfermedad de Parkinson que contribuye a alterar el sueño y provocar somnolencia diurna. El presente estudio  aleatorizado y control con placebo muestra cómo el tratamiento con CPAP reduce eficazmente los episodios de apnea y mejora la saturación de oxígeno y el sueño profundo en los pacientes parkinsonianos que sufren AOS.

El estudio, publicado en la revista SLEEP, analiza por primera vez el efecto del tratamiento con CPAP en los pacientes parkinsonianos que padecen AOS. Los resultados revelan que en contraste con el grupo placebo (pCPAP), el citado tratamiento consigue reducir con éxito el índice de apneas-hipopneas (IAH) (p=0,01) y el porcentaje de saturación de oxígeno (%tiempo SaO2 <90%) (p<0,01) en los pacientes del grupo de tratamiento (tCPAP). Por otro lado, la profundidad del sueño también mejoró en el grupo de tCPAP con respecto al pCPAP, ya que el porcentaje de fases de sueño N2 disminuyó (P=0,048) y el porcentaje de fases de sueño N3 aumentó (p=0,025). Estos beneficios se observaron al cabo de tres semanas de tratamiento y se mantuvieron estables hasta la sexta y última semana del mismo. La somnolencia diurna fue otro parámetro del sueño que mejoró, puesto que en el grupo de tCPAP se redujo de forma estadísticamente significativa después al cabo de tres semanas (p=0,011).

El ensayo clínico de seis semanas, con aleatorización y control con placebo, reunió un total de 38 pacientes parkinsonianos que fueron divididos en sendos grupos de tratamiento (n=19) y de placebo (n=19). Ambos cumplieron de forma similar el tratamiento (80% y 81% de adhesión) y manifestaron parámetros basales semejantes en sus características demográficas, medicación y gravedad de la enfermedad. Los patrones iniciales del sueño tampoco mostraron diferencias destacables.

Otro de los aspectos reseñables del estudio es que constituye el primer trabajo que constata la habilidad de los pacientes parkinsonianos para usar el dispositivo de CPAP con máscara nasal. A pesar de la alteración motora inherente al proceso degenerativo de la enfermedad de Parkinson que podría dificultar su aplicación, los pacientes fueron capaces de tolerar el tratamiento con CPAP cada noche durante un promedio de 5 horas.

Las conclusiones del estudio ponen en relieve la importancia del correcto diagnóstico de la AOS en los pacientes con enfermedad de Parkinson y demuestran que el tratamiento con CPAP es un método eficaz y viable a la par que tolerable.

 

Fuente: Neikrug AB; Liu L; Avanzino JA; Maglione JE; Natarajan L; Bradley L; Maugeri A; Corey-Bloom J; Palmer BW; Loredo JS; Ancoli-Israel S. Continuous positive airway pressure improves sleep and daytime sleepiness in patients with Parkinson disease and sleep apnea. SLEEP 2014;37(1):177-185.