La hipoventilación y las apneas del sueño son frecuentes en las personas con síndrome de Down

Las personas con síndrome de Down, especialmente los niños, corren el riesgo de sufrir trastornos respiratorios durante el sueño, como la apnea central o la apnea obstructiva. Contribuyen a ello sus características morfológicas, la hipotonía o las alteraciones del sistema nervioso central.

A pesar de los avances acaecidos en los últimos años en este campo médico, no se conoce en profundidad la evolución de tales trastornos con la edad, ni el modo en que los cambios en las manifestaciones clínicas del síndrome de Down o en otros parámetros generales influyen en ellos o si dichos pacientes están expuestos a otras alteraciones respiratorias como la hipoventilación.

Con el fin de investigar estas cuestiones, un estudio publicado en la revista Children analizó 144 polisomnografías realizadas a pacientes con síndrome de Down en un hospital norteamericano acreditado por la American Academy of Sleep Medicine (AASM). La mayoría eran menores de edad  –media de 7,6 años–, pero con un intervalo de 3 meses a 45 años.

Los investigadores observaron que el 78% padecía trastornos respiratorios durante el sueño, con un índice medio de apneas-hipopneas (IAH) de 9,8 –mucho mayor en los pacientes de más edad–, así como una relación positiva entre la presencia de apnea obstructiva, la edad y el índice de masa corporal (IMC).  Mientras que la apnea central del sueño era más frecuente en los más jóvenes (0 a 3 años), la apena obstructiva lo era en los más mayores. Se constató asimismo que la hipoventilación afectaba a más del 22% y que existía una correlación positiva entre el aumento del nivel de dióxido de carbono (CO2) en la sangre y el IMC. La conclusión del estudio es que el riesgo de sufrir apnea obstructiva aumenta con la edad en el colectivo de personas con síndrome de Down a causa del incremento del IMC, en tanto que el riesgo de apnea central disminuye debido a la mayor madurez del sistema de control respiratorio. En cambio, esta última resulta más frecuente en los menores de 3 años a causa de la falta de tono muscular y de la inmadurez del control respiratorio. Por su parte, la hipoventilación y la hipoxemia serían relativamente frecuentes en los pacientes con síndrome de Down de todas las edades, con la obesidad como factor de riesgo. A la luz de estos resultados, la apnea y la hipoventilación deberían ser tratadas con terapias que las aborden de manera simultánea. El inicio precoz de la terapia de presión positiva o de otro tratamiento que mejore la ventilación sería conveniente en estas personas.

Fan Z, Ahn M, Roth HL, Li L, Vaughn BV. Sleep Apnea and Hypoventilation in Patients with Down Syndrome: Analysis of 144 Polysomnogram Studies. Children (Basel). 2017 Jun 30;4(7). pii: E55. doi: 10.3390/children4070055.