El sueño es vital para el desarrollo saludable en la infancia. Entre un 20 y un 30% de los niños presentan algún tipo de trastorno del sueño, que puede tener efectos negativos en el desarrollo cognitivo. Un reciente estudio publicado en el Journal of Intellectual Disability Research demuestra que los trastornos respiratorios durante el sueño en niños, que incluyen un rango de síntomas que van desde el ronquido hasta la apnea obstructiva del sueño, empeoran la cognición y el comportamiento, afectando especialmente al lenguaje y la conducta.

Los autores del estudio han analizado un grupo de 23 niños con desarrollo típico o normal (la mitad de los cuales con algún trastorno de respiración durante el sueño) y 22 con Síndrome de Down (SD) a los que se les ha realizado las siguientes mediciones:

  • La cognición con las Escalas Mullen de Aprendizaje Temprano (analiza la habilidad motriz, percepción visual, lenguaje expresivo y lenguaje receptivo).
  • El comportamiento mediante el Cuestionario de Capacidades y Dificultades (SQD). Estudia síntomas emocionales, problemas de conducta, hiperactividad, problemas con compañeros y comportamiento prosocial.
  • El lenguaje, con el Inventario de Desarrollo Comunicativo MacArthur (MCDI) que analiza el lenguaje receptivo y expresivo y el uso de gestos.
  • También se ha evaluado la apnea obstructiva del sueño con un polígrafo cardiorrespiratorio durante una noche.

En niños con desarrollo típico, una menor duración del sueño o problemas de respiración durante el sueño se asoció a mayores problemas de conducta y de lenguaje, así como a síntomas emocionales como miedo o tristeza. Este grupo tuvo mayores puntuaciones que los niños con Síndrome de Down en todas las áreas de las Escalas Mullen y MacArthur. También mostró menos problemas de comportamiento y menos trastornos de respiración durante el sueño que los niños con Síndrome de Down.

En niños con desarrollo típico, una menor duración del sueño o problemas de respiración durante el sueño se asoció a mayores problemas de conducta y de lenguaje, así como a síntomas emocionales como miedo o tristeza. Este grupo tuvo mayores puntuaciones que los niños con Síndrome de Down en todas las áreas de las Escalas Mullen y MacArthur. También mostró menos problemas de comportamiento y menos trastornos de respiración durante el sueño que los niños con Síndrome de Down.

Los niños con Síndrome de Down, tienden a sufrir trastornos respiratorios durante el sueño debido a la macroglosia, hipotonía o obesidad que se asocian a este síndrome. En cambio, no se asociaron estos trastornos con menores puntuaciones en las variables cognitivas estudiadas ni mayores problemas de comportamiento. Esto podría deberse a la variedad de factores que en este síndrome pueden esconder o interceder en la relación entre el sueño y el desarrollo cognitivo. Aún así, anteriores estudios sí han relacionado la apnea obstructiva del sueño en pacientes con SD con menor flexibilidad cognitiva, fluidez verbal y problemas del lenguaje.

 

Joyce A, Dimitriou D. Sleep-disordered breathing and cognitive functioning in preschool children with and without Down syndrome. J Intellect Disabil Res. 2017 Aug;61(8):778-791. doi: 10.1111/jir.12387. Epub 2017 Jun 14.