La somnolencia diurna excesiva (SDE) es la incapacidad de permanecer despierto y alerta durante el período de vigilia, con episodios de somnolencia y/o sueño no intencionados.

La SDE se ha asociado con afecciones crónicas como depresión y diabetes, factores de riesgo como la reducción de la actividad física, y mayor riesgo de accidentes o lesiones. Aunque en general la literatura científica ha asociado la SDE con el desarrollo de discapacidad y mayor mortalidad, hasta la fecha no se han realizado estudios con resultados consistentes.

Recientemente, un estudio publicado en la revista Sleep medicine ha evaluado la asociación entre SDE crónica y desarrollo de discapacidad, riesgo de mortalidad y esperanza de vida libre de discapacidad. Este indicador corresponde a los años esperados que vive una persona disfrutando de buena salud y en ausencia de limitaciones funcionales o de discapacidad.

Los autores analizaron parte de los datos del Wisconsin Longitudinal Study, un estudio longitudinal que había sido realizado sobre más de diez mil jóvenes del estado de Wisconsin (EE.UU.) entre 1957 y 2011 con otro objetivo inicial. A partir del año 2004 se incluyeron datos sobre somnolencia diurna, introduciendo preguntas como «¿Con qué frecuencia tiene somnolencia excesiva durante el día y tiene que hacer esfuerzos para no quedarse dormido?» Aquellos que respondieron «nunca o rara vez» o «a veces» se clasificaron en el grupo ‘No-SDE’; y aquellos que respondieron «varias veces a la semana» o «todos los días o casi todos los días» se clasificaron en el grupo «SDE». Aquellos que respondieron afirmativamente a la pregunta «¿Ha tenido este problema durante un mes o más?» fueron clasificados en el grupo ‘SDE crónica’.

Además de información sobre somnolencia diurna, los autores recogieron datos de discapacidad y de mortalidad. Se consideraron personas con discapacidad aquellas beneficiarias de prestaciones de discapacidad y aquellas que necesitaban asistencia para el cuidado personal durante un mes o más. Las actividades consideradas cuidado personal fueron: bañarse, vestirse, comer, ir al baño, moverse dentro de la casa o salir, comprar, cocinar, hacer las tareas domésticas o lavar la ropa, administrar el dinero, hacer llamadas telefónicas y tomar medicamentos.

Los participantes finales incluidos en este estudio, y sobre los cuales se realizó el análisis fueron 5.575 hombres y mujeres. Sobre ellos, el análisis mostró una asociación entre SDE crónica y discapacidad: pasados 7 años, las personas de 60 años de edad con SDE crónica mostraron mayor probabilidad de desarrollar discapacidad. La esperanza de vida libre de discapacidad en este grupo fue de hasta cuatro años menor. Por último, pasados 10 años, las personas con SDE crónico mostraron mayor riesgo de mortalidad.

En resumen, los resultados de este estudio mostraron una asociación entre SDE y mayor probabilidad de discapacidad, mayor riesgo de mortalidad y menor esperanza de vida libre de discapacidad. Los autores destacan que es importante tratar tanto las causas como los síntomas de la SDE para evitar las consecuencias que ésta puede tener a largo plazo.

 

Ng WL, et al. The relationship between excessive daytime sleepiness, disability, and mortality, and implications for life expectancy. Sleep Med. 2018;43:83-89. DOI: 10.1016/j.sleep.2017.11.1132