Un estudio preliminar demuestra que la terapia prolongada con presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) en pacientes con alzhéimer y apnea obstructiva del sueño (AOS) es capaz de mejorar la calidad del sueño y el estado de ánimo, así como de frenar el deterioro cognitivo.

Investigadores de la Universidad de California en San Diego (UCSD) han explorado el beneficio del tratamiento prolongado con CPAP en los pacientes con alzhéimer y AOS para desvelar si los efectos positivos sobre el sueño, el estado de ánimo y la cognición que se han observado en ensayos clínicos precedentes se mantienen tras la aplicación sostenida de dicho tratamiento.

En un ensayo clínico de 6 semanas con asignación aleatoria y control con placebo en pacientes con alzhéimer y AOS, el equipo de científicos constató el efecto favorable del tratamiento con CPAP a corto plazo. En fecha posterior, los mismos investigadores concibieron un estudio exploratorio consistente en administrar de forma sostenida la CPAP a una pequeña muestra de participantes de ese estudio preliminar que quisieron continuar recibiéndola. En total, cinco pacientes que continuaron siendo tratados (CPAP+) y otros tantos que no prolongaron el tratamiento (CPAP-) fueron objeto de seguimiento a lo largo de un período medio de 13,3 meses (DE=5,2).

Los participantes tenían una media de edad de 75,7 años (DE=5,9) y completaron una batería de test neuropsicológicos así como cuestionarios de sueño y estado de ánimo, estos últimos también rellenados por sus cuidadores. Asimismo, los integrantes del grupo CPAP+ se sometieron a polisomnografías nocturnas en su domicilio. A pesar del escaso tamaño de la muestra, el tratamiento prolongado con CPAP tuvo un efecto positivo de magnitud moderada o acusada. En comparación con el grupo CPAP-, el grupo anterior mostró un deterioro cognitivo menos acusado, mayor estabilidad de los síntomas depresivos y de la somnolencia diurna, así como una mejora sustancial de la calidad subjetiva del sueño. En cuanto a los cuidadores del grupo CPAP+, estos refirieron una mejora del comportamiento psicopatológico de las personas a su cargo a la par que una mejora de su propio sueño, en contraste con los datos obtenidos al término del estudio precedente de corto plazo.

Los resultados de este estudio preliminar ponen de relieve los beneficios que la prolongación en el tiempo del tratamiento con CPAP tiene sobre la función cognitiva, el sueño y el estado de ánimo de los pacientes con alzhéimer y AOS. Por ello, resulta necesaria la ejecución de nuevos ensayos clínicos prospectivos, aleatorios y controlados que corroboren esta hipótesis y que abran la puerta a nuevas pautas de tratamiento para los pacientes aquejados por el alzhéimer y la AOS.

Saber más de Alzheimer y Sueño

Cooke JR; Ayalon L; Palmer BW; Loredo JS; Corey-Bloom J; Natarajan L; Liu L; Ancoli-Israel S. Sustained use of CPAP slows deterioration of cognition, sleep, and mood in patients with Alzheimer’s disease and obstructive sleep apnea: a preliminary study. J Clin Sleep Med 2009;5(4):305-309.